¿Sabe cómo le afecta el artículo 31bis del Código Penal?

El gran desconocido artículo 31 bis

El artículo 31 bis del Código Penal establece que cualquier persona jurídica, incluidas las Sociedades mercantiles Estatales, pueden ser sujetos responsables.

Este nuevo escenario implica que las sociedades, a través de sus legales representantes, deberán dar estricto cumplimiento a esta nueva y fundamental obligación, mediante la implementación de los debidos sistemas de control de cumplimiento normativo y prevención del delito, con el fin de intentar evitar que la sociedad incurra en contingencias de tipo penal y, sus administradores, en riesgo serio de responsabilidad personal.

 

¿Cuándo incurre en delito la empresa?

Cuando lo comete el administrador o representante legal o un empleado. En nombre o por cuenta de la sociedad o en provecho de ella. En beneficio directo o indirecto y por falta del debido control.

LA PROPIA EMPRESA ES RESPONSABLE PENALMENTE

En determinados casos y delitos. A la empresa se le imputa su propio delito por no vigilar adecuadamente a sus miembros.

El administrador puede ser responsable, independientemente de su culpabilidad “per sé”, por cometer delito propio, debido a la culpa o negligencia en la no implementació

n o implementación deficiente del sistema de control a tenor de la aplicación de la LSC (236,249 bis) y de los artículos 11 y 31bis 1.b del Código Penal.

La persona jurídica quedará exenta de responsabilidad si se cumplen las siguientes condiciones:

  1. Cuando antes de que se produzca el delito, se hayan adoptado y comprobado la eficacia de modelos de organización y gestión, en las que se incluyen medidas de control y vigilancia correctos para prevenir delitos de la misma naturaleza o para minimizar de forma importante el riesgo de su ejecución.
  2. La supervisión del buen funcionamiento del modelo de prevención implantado, se ha confiado a un órgano de la entidad jurídica con poderes autónomos de control e iniciativa, o que esté legalmente capacitado para el desempeño de dicha función de supervisar la eficacia de dichos controles internos de la empresa.
  3. Los autores individuales que han cometido el delito, eludiendo fraudulentamente los modelos de la empresa y de prevención y no se ha producido una omisión o un control insuficiente de sus funciones de supervisión, control, vigilancia por parte del órgano al que referimos en el punto 2.

En resumen, este artículo indica cuales son las obligaciones, responsabilidades de las empresas en materia de cumplimiento normativo y las sanciones económicas y penales por incumplimiento de las normas que le afecten por su actividad.

 Para más información sobre Corporate Compliance pinche en este enlace o artículo 31 bis

 

 

Desde el despacho de MedinAbello&Asociados, podemos ayudarle !

 

 

 

By | 2018-06-04T11:38:12+00:00 junio 4th, 2018|COMPLIANCE, Noticias|0 Comments